miércoles, 18 de septiembre de 2019

Lo mexicano en mí. / Adán Echeverría.

¿Yo soy la corrupción? ¿La corrupción cultural de todo mexicano?

soy la ignorancia la falsa rebeldía

soy la revisión de papeles soy el migrante deseoso y de intenciones

soy el deudor soy la pobreza el desempleo la beca de los ninis

soy la borrachera soy el consumismo soy la grapa

soy el fútbol el albur el acoso callejero el golpe en todas las cantinas

soy el rabanito soy el cangrejo en la cubeta tapada

soy la burla del caído la rodilla sangrante hacia la Guadalupana.



Yo soy changoleón soy olga breeskin

soy cantinflas soy chabelo soy el chupacabras

soy la pulquería el cine de ficheras el pantera

Yo soy molotov soy la maldita y los caifanes

soy la lagunilla soy los panchitos soy los zetas de todo cártel

soy clavillazo el pirruris el bistec de puerco y puerca.

soy la chupitos soy el capi la carabina de ambrosio

soy la mafia literaria soy la poeta que cobra su beca

y acusa a los mafiosos.



Yo soy el que se salta la valla del metro

el que se denuda para el fotógrafo extranjero

soy el Mil Usos soy el mochaorejas la que pinta las paredes

la mataviejitas y la que se coje a Sean Penn todo "por la patria".

Soy Lola la Trailera el sensacional de luchas

el así soy y qué el libro vaquero lágrimas y risas

el capulinita soy la familia burrón soy Daniel Bisogno.



Yo soy Martinolli soy José Ramón Fernández soy JC Chávez,

"la otra izquierda la otra izquierda" los pumas el atlas aunque a veces gane.

Yo soy faviruchis soy el fua de cada ciudad de todo pueblo.

Soy el segundo piso soy María Sabina. soy Juchitán soy la Poniatowska

soy Marta Lamas soy Martha Debayle soy Brozo el payaso tenebroso

el señor de las ligas el círculo de poesía cultura colectiva el deforma

soy algarabía soy letras libres soy los Krauze y el arrepentimiento

de los intelectuales que se siguen creyendo rojos.



Soy chanoc zobek kalimán fumanchú manolín y shilinsky

amado nervo paco malgesto paco stanley asesinado madaleno

el loco valdés héctor lechuga la risa aunque nos duela.

Soy luis cárdenas loret de mola soy la señora del clima.

Yo soy el calabozo el otro rollo la fil y la otra fil el palacio de minería

las fotografías con mi escritor favorito los ángeles azules con sinfónica.

Yo soy la UNAM soy Mara los cabify soy la impunidad lesby y Xochimilco

los ajolotes y el EZLN las piernas del sub Marcos

la feria sexual de la ciudad de México soy la bufadora.

Soy "infierno en el paraíso" soy marcela lagarde.

Soy el estadio azteca y soy la línea 12.

Soy tlaxcala cuna del secuestro de mujeres soy los porkis

marcelino perelló eraclio zepeda el doctor mireles y su misoginia

soy los 43 que nos siguen faltando.



Yo soy las culturas populares los volcanes el odio sin substancia hacia los gringos

los muralistas los estridentistas los contemporáneos

soy el clasismo el presidente del INE y toro sentado.

Soy el 68 y la olimpiada soy la matanza y la masacre de todos los días

los whitexicans y las 68 lenguas mexicanas

los chairos sumidos en el tren del mame

soy tlatelolco acteal el jueves de corpus villas de salvárcar

los niños de la guardería ABC soy San Fernando y todas las fosas comunes

Yo soy Paullet detrás de la cama el pozolero y su tambor de ácido muriático

soy la historia que se repite y se repite soy el saqueo

la venta de los recursos naturales

Soy el que juzga sin mirarse en los espejos.

¿Y tú?

martes, 17 de septiembre de 2019

Amenazas Septiembre 2019. / Adán Echeverría.

- Te voy a romper la madre.
- A la fila por favor.
- Ya estoy llegando a tu casa.
- ¿Y si te dijo ella dónde vivo? So pendejo. O solamente haces la finta de que irás a verme cuando ni siquiera sabes que no vivo en Mérida, desde hace 4 años. O realmente eres un enfermo mental que pretende atacar a mis hijos que viven en la casa donde esta 'artistadelporno' te dijo que vivo. Panda de imbéciles.

Sin afectaciones a terceros. / Adán Echeverría.

Siempre lo he dicho y siempre lo pensaré: cuando tienes relaciones con un tercero, sexuales o de coquetería, no tienes por qué enterarte de la vida de los terceros en discordia. Es entre tú y la persona con la que te entiendes. Hay que ser un ignorante (y un traidor) para hablarle a los amantes de la relación que sostienes con tu pareja actual. De hablarle a tu amante en turno de tus relaciones pasadas y de tus continuas búsquedas para que eso jamás termine.
Eso al amante no tiene por qué interesarle, no tiene por qué importarle.
Es risible que ahora digas que la persona con la que viviste tres años, y te mantuvo a ti, y le dio a tu hijo una vida familiar que jamás había tenido y que jamás volverá a tener, es una mala persona que anda persiguiendo, por favor, hay toda una multitud que sabe muy bien quién la que busca a quien. Sobre todo cuando te costó mucho salirte de mi casa, cuando tuve que irme y preferí dejarte en mi casa porque te negabas a irte. Yo le di a tu hijo una vida de clases de teatro, escuela de sóccer, paseos y convivencias, fue algo hermoso, y ahora lo has echado a la basura por tus tantos complejos.
Es risible que tu actual amante me escriba para insultarme, como el niño sin cultura que es, y que amanece a mis hijos. A esos pequeños con los que conviviste durante tres años. De esos niños con los que incluso salías sin tu hijo porque preferías quedarte los fines de semana conmigo, en vez de quedarte con tu hijo. De eso hijo que muchas veces pensaste en abandonar para irte a vivir conmigo fuera de Yucatán.
Es risible que andes hablando mal de la persona que te consiguió trabajo en una preparatoria cuando tú ni siquiera has terminado el bachillerato. Es de risa que te empeñes en creer que la única persona que te ha tratado con respeto sea ahora el motivo de tu odio banal y de barriada.
Es risible que ataques a la persona que te pagó los estudios en la Escuela de Escritores del CEBA. Increíble que hables mal, busques amenazar a la única persona que te ha hecho sentir persona y no juguete sexual.
Cuando el sexo es la única motivación para un ser humano, se regresa al estado animal.
Nadie se enoja porque un amante frustrado busque (como machito de ordenador) amenazar por el facebook, pero cuando esa persona menciona a tus hijos, y que irá a tu casa, donde no vives desde hace cuatro años, y con ese lenguaje de animalito acomplejado diga que golpeará y matará y mandará a sus esbirros (gatos); entonces lo risible, lo ridículo se vuelve una velada amenaza por la integridad de los Terceros que nada tienen que ver en el asunto de los terceros y del triángulo de celos en el que te expandes.
Se trata ya de un acto ilegal, de violencia ilegal, que mucho merece de ser denunciado y demandado, toda vez que es una amenaza en redes, ya que físicamente no hay forma de que el "machito de ordenador", venga a plantarte en la puerta de tu casa, como tanto pretende afirmar.

Solo los ignorantes hacen uso de la violencia, solo los cobardes e ignorantes  son capaces de querer lastimar niños para justificar su pobrísima hombría.

Pero cuando la mujer además sale a defender a su orangután, en vez de reconocer que su pobre intelecto le ha jugado una broma atroz: Destruir lo único bueno que tiene y ha tenido, en pro de mantener una relación con este personaje violento que seguramente la habrá de lastimar al primer momento, si es que no lo ha hecho ya.
El rencor a lo largo de 4 años de abandono deberían de haber cedido, pero siempre quedan esas astillas clavadas en las persona que son incapaces de valorarse a sí mismas, y cuyo único valor estriba en querer ser sometidas, y penetradas porque saben que así es la única forma en la que puede mantener la cordura, con un pene que le llene el hocico, los huecos y la voluntad.
Vivir sin soltar el pene, porque solo penetrada se sabe caminar, se sabe vivir, se sabe sobrevivir.
No mi pequeñita, hazte responsable de las amenazas de tu pequeño engendro. No busques esconderte. ¿Quien le dice a su novio que su ex pareja volvió a la ciudad y te pidió verte? ¿Quién? ¿Con qué razón? ¿Cuál sería el motivo? Sobre todo si esa persona ni siquiera vive en ti ciudad, no vive en tu ciudad desde hace cuatro años. Y a quien no has visto desde hace cuatro años. Y a quien no has dejado de llamar, escribir mensajes, mandar fotografías hasta hace apenas unos meses, luego de cuatro años.
Solamente aquel que busca herir y causar celos y que luego el tiro se le escapa por la culata. 
Hay que tener ovarios para aceptarse como buscona, como persona sin valor, como carne de sexo exclusivamente, que busca no perder a una persona. Y que en su nerviosismo histriónico pueden escribir: "Por mi te puedes ir a la mierda como todos los putos hombres".
Dolida, dolidísima, por no poder hacer funcionar dendrita-axón-dendrita, y quedarse tapiada en el drama, y en el amenazar. Es maravilloso -siempre te lo he dicho y te lo diré- que seas una potencia sexual. Pero más allá del sexo, hay que tener un poco de intelecto. Hay que aprender que el valor de las personas no radica en el sexo.
Una pena el asunto.

Leer en los aeropuertos. / Adán Echeverría.

Mi trabajo me hace viajar en ocasiones. Matamoros, donde ahora tengo la fortuna de vivir, tiene la tragedia de ser una ciudad fronteriza a la que no le interesa mucho tener intercambios con la Ciudad de México o el sureste del país. Consciente de que su mundo económico tiene su base en el Norte (Monterrey, Saltillo) o del otro lado del Río Bravo, ha menospreciado tener un aeropuerto que sea funcional. Una línea aérea única en el aeropuerto de la ciudad, hace que los matamorenses tengan que viajar a Reynosa para tomar el avión, o ir a Monterrey. En Reynosa tampoco se soluciona el asunto, la aerolínea de tarifas económicas apenas hace un único vuelo los miércoles, jueves y viernes. Volver de la Ciudad de México un viernes en la noche se hace complicado. Deja uno el hotel a las 13 horas y tiene que esperar en el aeropuerto hasta las 20 horas para abordar. Y eso si no se nos atrasan los vuelos, como ha ocurrido en muchas ocasiones. Uno vuelve a Matamoros a eso de la 1 de la mañana del sábado.

Cuando uno es lector saber utilizar las horas. Las librerías son una muy buena oferta en el aeropuerto de la CDMX, y sabedor de ello me di a la tarea de conseguirme el nuevo libro que reúne los cuentos del escritor uruguayo Mario Levrero (1940-2004), pero —para no variar— el encarado de la librería dice que no tiene idea de quién es dicho autor. Tuve que deletrearle su apellido, para que me diga: “Ah, es con UVE, no con BE. No tengo ningún título con su nombre”, lo cual me pareció una tragedia, porque encontré dos reseñas de este libro incluso en la revista que la aerolínea pone a disposición de los pasajeros. Así que tuve que buscar para ver qué libro podría llamar mi atención.

Intento que mis lecturas me permitan usar los libros para ilustrar ejemplos en mis tardes de taller literario, y me topé con una Antología de la prosa breve mexicana, titulada “El vuelo del colibrí” (coedición de Secretaría de Cultura y Editorial Atrament, 2018), coordinada por Beatriz Espejo, y cuya selección de textos corrió a cargo de Ana Rosa Suárez Argüelles, Halina Vela y la propia Espejo, y cuenta con una nota introductoria de Jesús Gómez Morán.

A los 44 años, y después de quince años de impartir talleres literarios, dirigir revistas de creación literaria, editar revistas y libros, uno lee de forma diferente. Quise saber quiénes estaban incluidos en el libro, cuál era el alcance; y con revisar un poco vi la primera enorme ERRATA. El último autor que se enlista en la página 320 es Armando Alanís, y dice que nació en 1986.

En México uno se topa con dos autores con el nombre Armando Alanís, un narrador y microficcionista, y el gran poeta de Nuevo León que incluye en su firma su segundo apellido: Pulido, y es el creador del proyecto Acción Poética. Uno tiene que valorar muy poco a los escritores mexicanos contemporáneos para no saber esto. Ninguno de los dos Armandos Alanís, es nacido en 1986. Ninguno. Así que quise ver la ficha del Armando Alanís que fue incluido, la encontré en la página 265, y efectivamente se trata del narrador y microficcionista, nacido en Saltillo, Coahuila en 1956.

El error no queda solamente como anécdota de edición, sino que al final de las “Justificaciones previas”, en las páginas 15 y 16, y firmadas por Beatriz Espejo, menciona: “El primer escritor que aparece nació en 1803 y el último en 1986”, lo que hace evidente que Beatriz Espejo no conoce el libro que coordinó, puesto que corregido el error de la fecha de nacimiento de Armando Alanís en su ficha, la antología no contempla a ningún autor nacido en 1986, haciendo que Alberto Chimal nacido en 1970 sea el escritor más joven que fue incluido.

Más adelante incluyen el cuento “Días de Feria”, de Carlos Martín Briceño, del cual dicen al menos dos veces, primero en la página 104, y después en la página 324 que es un texto inédito, cuando pertenece al cuentario “Al final de la vigilia (Editorial Dante, 2002), que además ha sido recogido en la antología que junta su obra titulada “De la vasta piel” (Editorial Ficticia, 2017), un excelente texto breve de Carlos, que los yucatecos que conocemos su obra reconocemos de manera inmediata. Pero que en una antología nacional señalen que es un texto inédito, me hace creer en la falta de profesionalismo respecto de los antologadores que acompañan a Beatriz Espejo en este proyecto. Uno puede encontrar hasta diversos ensayos publicados en diversas revistas, como el de Mauricio Carrera en la revista Casa del tiempo, donde se habla de la obra de Martín Briceño y se menciona el cuento que se incluye en esta antología coordinada por Espejo. Pero más allá de estas erratas, que evidencian la soberbia —y falta de profesionalismo— que siempre validará a algunos antologadores, y muchos compiladores, uno tiene que quedarse con las obras, los autores y sus obras. Razón que tiene que importarnos más a los lectores.

Al mismo tiempo, y aprovechando los atrasos en el aeropuerto, me di a la tarea de comenzar a leer “Perorata” (Editorial Abismos, 2019), es el más reciente libro de cuentos del autor Luis Felipe Lomelí (Jalisco, 1975). Y tengo que reconocer que me costó mucho leer el cuento ‘Arandas’, con el que se abre el cuentario. Más allá de que en la siguiente entrega presentaré el análisis de este libro, no puedo dejar de apuntar alguna línea de ese cuento que me parecen errada en su redacción, la reproduzco tal como está publicadas “La deja abierta porque eso no es todo, no basta con mantenerse despierto (SIC) aunque sea lo primero”. (¿Y?) Sin embargo, hay que añadir que el cuento ‘Verde era el color que era’, es un cuento interesante que promete, por lo que abundaremos en esta lectura.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Celebrar la violencia. / Adán Echeverría.

La paz en México es apenas una ilusión. Los partidos políticos de México, en su afán de robar, se siguen beneficiando de imponer la violencia en cada rincón del país. Todos los partidos políticos mexicanos están llenos de ladrones y corruptos. Crean leyes que en el papel se leen interesantes y beneficiosas, pero están hechas para brindar a los políticos la salvaguarda de jamás ser detenidos. Las cifras oficiales confirman que, en los ochos meses que han pasado de 2019, en México han ocurrido más 20 mil homicidios, con un promedio nacional de 95.8 casos por día, de acuerdo con cifras reportadas por el Secretariado del Sistema de Seguridad Pública. Junio, agosto y febrero son los meses más violentos en 22 años (desde 1997). Ningún gobierno mexicano ha querido detener esta violencia. Ningún partido que haya llegado al poder. Por eso podemos hablar de las masacres que ocurren en nuestro país cada sexenio, cada año, cada mes, bajo cualquier gobierno, sin importar el color del partido.

Díaz Ordaz y Luis Echeverría nos entregaron: la Masacre de la Coprera ocurrida el 20 de agosto de 1967 en Acapulco, Guerrero, dejando 27 muertos. La Masacre de San Miguel Canoa del 14 de septiembre de 1968 en el poblado de San Miguel Canoa, en Puebla, en las faldas del volcán de la Malinche; donde fueron linchados cinco trabajadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla que iban de excursión. La masacre de Tlatelolco perpetrada por militares y policías el 2 de octubre de 1968, en la Plaza de las Tres Culturas en la sección de Tlatelolco de la Ciudad de México dejando de 44 a cientos de estudiantes y civiles asesinados de acuerdo con distintas versiones. La Masacre del Jueves de Corpus (Halconazo) ocurrida en Ciudad de México, el 10 de junio de 1971 donde fueron asesinados a tiros más de 120 jóvenes estudiantes de entre 14 y 22 años.

El sexenio de Ernesto Zedillo nos entregó la Masacre de Aguas Blancas, crimen de Estado ocurrido el 28 de junio de 1995 cometido por la policía de Guerrero en el vado de Aguas Blancas dejando más de 20 muertos e igual número de heridos. También ocurrió la Matanza de Acteal, una incursión paramilitar en la localidad de Acteal, en el municipio de Chenalhó, en Los Altos de Chiapas, el 22 de diciembre de 1997, dejando 45 asesinados, incluidos niños y mujeres embarazadas.

En el sexenio de Felipe Calderón, se contabilizan la Masacre de Villas de Salvárcar, crimen cometido por presuntos narcotraficantes contra aproximadamente 60 estudiantes del CBTIS 128, del Colegio de Bachilleres plantel 9 y de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, el 31 de enero de 2010 en Ciudad Juárez. La Masacre de Tepic, crimen cometido a manos del narcotráfico, que tuvo lugar el 27 de octubre de 2010 en la ciudad de Tepic, Nayarit, cuando un grupo armado descendió de unas camionetas y acribilló a 15 jóvenes que trabajaban en un autolavado. Entre el 22 y 23 de agosto de 2010 los Zetas asesinaron a 72 migrantes latinoamericanos en San Fernando, Tamaulipas, porque algunos habían rechazado ser reclutados por el cártel y otros no tuvieron el dinero para comprar su libertad. La segunda masacre de San Fernando fue un asesinato masivo de 193 personas, que fueron encontradas en fosas clandestinas. La Masacre del Casino Royale ocurrida en 25 de agosto de 2011 dejando 52 muertos.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto podemos contar con la Matanza de Tlatlaya, una masacre en la que 22 civiles fueron asesinados en San Pedro Limón, municipio de Tlatlaya, Estado de México el 30 de junio de 2014, a manos de militares. La Masacre de Iguala el 26 de septiembre de 2014, en el que la policía municipal de Iguala, estatal de Guerrero, y la SEDENA persiguió y atacó a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa dejando un saldo de al menos 9 personas fallecidas y 43 estudiantes desaparecidos. El 22 de mayo de 2015, ocurrió un enfrentamiento entre la Policía Federal y supuestos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación en la comunidad de Tanhuato, Michoacán. Murieron 42 civiles armados y 1 policía.

En lo que va del sexenio de Andrés se han suscitado nuevas masacres, y hasta el momento pocos responsables han sido detenidos. Primero fue aquel accidente que sucedió el 18 de enero de 2019, cuando un ducto de Pemex, en Tlahuelilpan, Hidalgo, explotó mientras personas intentaban recolectar el combustible que brotaba de forma clandestina; esto ocasionó la muerte de 137 personas, sin ningún detenido.

El segundo magnicidio ocurrió en Minatitlán la noche del 19 de abril de 2019; 14 personas fueron asesinadas mientras celebraban una fiesta de cumpleaños. El ocho de agosto en Uruapan, Michoacán, se localizaron 19 cadáveres en diferentes puntos del Bulevar Industrial de dicha ciudad de manera simultánea. La cuarta tragedia ocurrió la noche del 26 de agosto de 2019, cuando un grupo de personas incendió con bombas molotov el bar “Caballo Blanco”, ubicado en Coatzacoalcos. Con un saldo 31 personas muertas. El más reciente el 15 de septiembre de 2019, fueron asesinadas 5 personas en el bar Roxana de la villa Luis Gil Pérez, en el Municipio Centro del estado de Tabasco. Y con la nefasta administración de Claudia Shame-baum podemos documentar que la noche del 17 de septiembre de 2019 una balacera en la Colonia Doctores de la Alcaldía Cuauhtémoc en la Ciudad de México, que ha dejado seis muertos. Masacre en Guanajuato: el 19 de septiembre a las 11 de la mañana, un grupo de hombres armados emboscó en una carretera de Salamanca a un grupo de custodios, dejando cinco muertos.

Eso es lo que celebramos en México cuando seguimos aplaudiendo el despliegue militar —anunciado como desfile— que se realiza en las capitales de los 32 estados de la república. Cuando en Campo Marte el Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas Mexicanas grita ¡Viva México!, como si la vida se le fuera en ello. Y hacemos que los niños validen ese poderío militar que nos demuestra cuan indefensos estamos ante los partidócratas.

Machitos de ordenador / Adán Echeverría.

Siempre hay esos ignorantes que se les da el amenazar por redes sociales a las personas, y a las familias de las personas.
Hoy me tocó a mí.
Al medio día que entro a mi perfil de facebook, me encuentro un mensaje de esos que no te llegan si no son contactos tuyos, lo abro y esto es lo que leo.



Como ven ni siquiera entró el mensaje y yo le pregunté si se trataba de una broma, y entonces recibo lo siguiente:

Yo no vivo en la ciudad de Mérida, pero mi familia sí.
Por favor, si tienes a esta persona de contacto, apóyame denunciándolo.
El Machito de Ordenador de esta semana se llama: Gonzalo Rashid Iglesias.

Yo le he escrito ya a la Policía Cibernética para que pueda darle seguimiento, por favor, haz lo mismo:
policia.cibernetica@yucatan.gob.mx

o a los teléfonos: 9303250 ext. 41248 Labora las 24 hrs.

Incluso se jacta de trabajar en el gobierno, y de trabajar en la Fiscalía:


Espero puedan apoyarme con esta denuncia. ¡¡Gracias!!

p.d. No sólo se trata de soportar las amenazas, sino tener que leer las terribles faltas de ortografía de un pobre ignorante que no sabe si quiera escribir.

martes, 10 de septiembre de 2019

La demencia presidencial. / Adán Echeverría.

Abre hoy cualquier periódico, el que quieras. Te reto a hacerlo. Abre un periódico y revisa cualquiera de los titulares de las noticias nacionales. Verás como al leer algunos sentirás que el IQ que mide tu inteligencia comenzará a descender. Lánzalo a un lado, y vuelve a un libro de política de Charles Tilly.

Lo quieras o no, ridiculez, payasadas, bromas ramplonas, es lo que encontrarás. Palabras como Fuchi, Guácala. Así como lo lees. Eso encontrarás. Porque el personaje que dice ser el Presidente de México, cree que los mexicanos están hechos unos estúpidos, y que deben reír con sus ocurrencias. Espera que 30 millones que votaron por él lo hagan. Ahí van como personajes clonados de los Hermanos Lelos, ésos que interpretaban Los Polivoces en los años 70 del siglo XX. Con estas palabras amanecen los periódicos nacionales.

El nivel de discusión, el nivel de conocimiento de los que hacen periódicos a lo largo y ancho de este hermoso país que es México, tuvo que ceder ante la presión, y escribir en sus primeras planas tales palabras. No se habló de ciencia, presupuestos, materias económicas, estrategias de seguridad. Definitivamente no se filosofó ni se debatió acerca de temas importantes como ¿Qué ocasiona tanta violencia? Hombres golpeando mujeres, drogadictos asesinando ancianos, hombres de fe violentando la infancia de niños y niñas, grupos de terror secuestrando juventudes, asesinatos de mujeres, levantamientos armados en poblaciones rurales. Y el señor que dice ser presidente sólo divierte a los dementes, a los fanáticos que reirán con cada una de estas burlas.

Este es el estado de cosas que Andrés y sus secuaces buscan de México, un México que no solo sigue creciendo de fanáticos sino ahora un México llenándose de estúpidos (pobres y además estúpidos), un México de dementes, ignorantes que puedan disfrutar de las payasadas y la irresponsabilidad que este personaje ostenta como su gran bandera por todo el país.

Ignorantes a los que el crimen organizado entrega armas. Lo que hacen y harán con dichas armas. No importan que los integrantes de Morena quieran violentar la Ley, los payasos se repiten en Morena y son capaces de decir, como Mario Delgado: “cada quien es libre de autoproclamarse lo que sea; si Porfirio se autoproclama Batman, yo seré Robin”. Porque para los payasos y los bufones que llevan a México al despeñadero, la prensa, toda la prensa, todos los periodistas son personajes de los que se pueden burlar todo el día, puesto que solamente persiguen los presupuestos que les terminarán lanzando como migajas, si se portan bien. Mario Delgado incluso se atreve a afirmar: “vamos a respetar la Ley”. ¡Vaya, menos mal que la van a respetar!

Uno se queda con el ojo cuadrado ante tanta idiotez. ¿Es en serio? Tienen que decir que van a respetar la ley; acaso lo que es ley no debe respetarse per se, sobre todo por los diputados que son quienes las proponen y discuten.

En el país de locos, el torpe es Rey, y así es como seguirán caminando unos y otros en este ir y venir. Los periódicos –incluso- con ese afán de cuadrarse ante el gobierno publicaron titulares que decían: “Morena cede la presidencia al Pan”, pero ¿qué cosas? No mis señoritos. La ley entregaba la presidencia a la segunda mayoría, que actualmente es el PAN. No cedieron nada, simplemente no les correspondía.

Los de Morena, por instrucciones de Delgado, Padierna, y claro, del senador Monreal que quiere todo trastocarlo con su corrupción, pensaron en robarse la elección de la presidencia de la cámara de diputados. Monreal ya lo había hecho en el Senado, embarazando las urnas para quitar a Martí Batres. Si Monreal puede convertirse de manera inmediata en Enemigo Interno, porque no –con base en arreglitos y prebendas- hacer que el cachorro Mario Delgado haga lo mismo en la Cámara de Diputados.

La renuncia de Porfirio Muñoz impidió dicho atraco. Se respetó lo escrito en Ley, y el Pan ha podido ostentar la Presidencia de la Cámara. Tampoco quiere decir que esto sea bueno, la realidad es que de ninguno de todos los senadores y diputados hacemos un solo Pensador Mexicano, siquiera un Ciudadano que sea digno de respeto. Pues todos ellos son los que aplauden, vitorean todas las ridículas payasadas de Andrés. O se insultan de lo más vulgar en sus curules en la Cámara, como los ignorantes que son.

Es en esta su actitud de payaso o de demente que los de Morena construyen México.